Twin Peaks, donde todo o nada tiene sentido

Ya llevamos 11 de los 18 capítulos de los que se compone la tercera temporada de Twin Peaks, y por ahora estoy más confusa que antes de comenzar.

Twin Peaks nunca fue una serie fácil.

La mente de David Lynch es retorcidada, complicada y no quiere ponérselo nada fácil al espectador. Pero lo que me está sucediendo con la tercera temporada me fascina.

Cada lunes intento ver el nuevo capítulo que se ha estrenado la madrugada anterior y comprender algo sobre el objetivo de la existencia de Laura Palmer, el origen de Bob, los doppelgänger, la importancia de los zapatos, qué significa 119, qué son los vagabundos, qué manía tienen de dejar tuerta a la gente, etc… y con cada capítulo salgo más confundida a la vez que más maravilla.

Hay momentos durante los capítulos que ertas escenas parecen puro relleno, como la reciente escena de Candie dando caza a una mosca. ¿Qué aporta? ¿Qué muestra? ¿Tendrá sentido más adelante? ¿Lo importante es la mosca, el mando o el golpe? O a lo mejor el significado no está en los objetos sino en el hecho de cómo nos distraemos tan fácilmente con una mosca que no vemos a una persona que tenemos delante.

Ah pues, sí que van a tener sentido esos momentos de relleno..

BOOM. Cuando crees que algo no ha tenido sentido y que ha existido solo para que David Lynch se riera del espectador, de repente una tarta de cereza salva una vida y cobra ligero sentido un hecho absurdo.

Según creo, esta temporada cierra la serie y no hay intención de hacer una cuarta, por lo que tirando de lógica tendría que dar algún tipo de cierre a toda la historia de Laura Palmer, pero Lynch es un cabroncete y si por él hubiera sido jamás habríamos conocido al asesino de Laura Palmer (que se supo al comienzo de la segunda temporada por presiones de la compañía de TV). A saber cómo nos deja con este cierre, si con más dudas que al principio o con un BOOM de conocimiento en toda la cara.

Cómo aprender más sobre Twin Peaks

El libro de La Historia Secreta de Twin Peaks, escrito por el co-creador de la serie, Mark Frost, es un enlace excelente entre la primera y segunda temporada con la tercera.

El libro es una novela escrita en base a informes encontrados que guardan de alguna forma relación con el pueblo de Twin Peaks y Laura Palmer, pero sobre hechos que ocurrieron décadas antes. De manera sutil, nunca directa, nos aporta nuevos detalles de una manera fascinante en la que la ficción de Twin Peaks tiene más de realidad de lo que parece.

La Historia Secreta de Twin Peaks

Al relatar varios hechos con base paranormal, aunque también intentando explicarlos de manera lógica, todo ello como si de un estudio real de los informes se tratase, de repente toca algo que dices “¿Qué? ¿Pero que lo que me está contando es de verdad?”. En un pasaje se habla de Charlie Harrelson, un asesino a sueldo que incluso llegó a inculparse del asesinato de JFK.
Como estás en el universo de Twin Peaks y si tienes poco conocimiento sobre el hecho real en cuestión, tal vez pienses que es mentira y lo leas como ficción. Pero en una nota del (ficticio) autor se indica que Charles es el padre del actor Woody Harrelson. Entonces tiras de Google y descubres que es totalmente verdad, y es entonces cuando te planteas si no habrá más verdad en toda la ficción de Twin Peaks.

Éste sería un estudio largo y complejo y yo ahora no tengo la energía, pero si alguien conoce algún texto donde se analice ficción-realidad de Twin Peaks, os agradecería que lo compartiera conmigo. Y mientras tanto, gracias por haber leído mi pequeño desvarío.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s